Características principales

Nombre Proyecto / Iniciativa

PROVE – Promover y vender (en portugues, prove significa probar)

Localización

Portugal

Proyecto / Infraestructura

PROVE no tiene una infraestructura física como tal.

La comercialización tiene lugar en diferentes lugares, como tiendas, escuelas, empresas, mercados.   Su infraestructura es digital. Utilizan TIC y una plataforma digital para contactar a productores con consumidores locales. Al respecto ver pregunta dos (2).

Sector (Transformación, distribución, comercialización).

Producción y comercialización

Fugura jurídica / Tipo de miembros

Los GAL – Grupos de Acción Local asumen la responsabilidad local de la iniciativa

Tipo y Nº de Agentes implicados (socios/as; otros agentes, etc.)

  • 7 Socios
  • 80 Productores
  • 5.000 Consumidores

Inicio de la actividad

2004

Tipo de alimentos

Frutas y vegetales

Volumen de alimentos (anual/mensual)

Volumen anual: 1,8 toneladas

Escala del proyecto

Nacional

Elementos anteriores y posteriores de la cadena agroalimentaria

Productores, consumidores

Link / Contacto

www.prove.com.pt
prove@prove.com.pt
https://www.facebook.com/projectoprove
https://www.instagram.com/prove.projeto/

+351 212 337 938
+351 914 399 523

Orígenes y fundación

A principios de de los 2000’, los pequeños agricultores portugueses experimentaban dificultades para vender su producción y obtener un precio justo por su trabajo, mientras que los consumidores rara vez sabían dónde comprar frutas y verduras frescas cerca de su lugar de residencia. El envejecido sector agrícola portugués experimentaba una necesidad urgente de estimular a los productores, empresarios y proveedores de servicios hacia nuevas formas de abastecimiento, desarrollando acciones destinadas a promover los productos locales, dando visibilidad a los territorios y a las personas que trabajan y viven en ellos.

El proyecto PROVE se puso en marcha en 2004 para fomentar las relaciones directas entre pequeños productores locales y consumidores urbanos, con beneficios para ambos. Proporciona a los agricultores una herramienta de comercialización de sus productos, basada en los sistemas de cestas de alimentos, y ofrece a los consumidores la oportunidad de conocer a los productores y aprender más sobre las granjas, los alimentos y los métodos de producción. El proyecto hace un uso eficaz de Internet y las TIC para promover las ventas, desarrollando un sistema de pedidos en línea de productos locales frescos.

PROVE trabaja vendiendo cestas de alimentos a consumidores urbanos, concretamente familias que cocinan una comida al día en casa. Las cestas se componen exclusivamente de productos de temporada, producidos localmente. Todos los productos de la cesta se producen con técnicas respetuosas con el medio ambiente y las buenas prácticas agrícolas. El contacto directo entre productores y consumidores permite compartir información sobre métodos de producción y cuidado del medio ambiente, variedades regionales, calidad de los productos, dificultades que encuentran los agricultores durante la producción, deseos de los clientes y motivaciones para comprar alimentos locales. En el marco de la asociación, los socios gestores ofrecen a los agricultores formación informática, jurídica y fiscal.

Durante la fase inicial del proyecto, los agricultores recibieron apoyo de las autoridades locales, las ONG, los GAL y otros socios sobre cómo poner en marcha su negocio, incluido cómo recoger pedidos, cómo organizar la producción, montar las cestas y recibir el pago.

¿Cómo se organiza?

PROVE fue puesto en marcha por seis socios diferentes, entre ellos dos ayuntamientos, ADREPES (un Grupo de Acción Local – GAL), una empresa de ocio turístico, una empresa de alojamiento local y una ONG. Los GAL son iniciativas creadas en el marco del programa LEADER de la UE, que representan asociaciones sin ánimo de lucro formadas por organizaciones públicas y privadas de zonas rurales con una amplia representación de diferentes sectores socioeconómicos. Iniciado en sólo dos municipios, se ha convertido en un proyecto de cooperación interterritorial entre otros GAL, productores y consumidores, pero también municipios, organizaciones de agricultores y diversos socios locales repartidos por todo Portugal. En la actualidad, PROVE trabaja en 12 municipios del país [Aveiro, Beja, Braga, Évora, Faro, Leiria, Lisboa, Porto, Santarém, Setúbal, Viana do Castelo, Viseu] 

BUENAS PRÁCTICAS QUE APORTAN BENEFICIOS

  • Para unirse a PROVE, los agricultores locales reciben formación para aprender a compartir recursos y conocimientos, a minimizar los costes asociados a la comercialización de productos locales y a adquirir conocimientos tecnológicos para utilizar el sistema de entrega en línea.
  • En cada uno de los territorios en los que opera PROVE, se forma un pequeño grupo de 3-5 agricultores. El grupo se reúne cada semana para organizar los pedidos que han recibido esa misma semana. Tras reunir todos los productos agrícolas, el grupo distribuye los pedidos a los consumidores.
  • Los pagos se realizan en el momento de la entrega de la cesta, lo que permite a los agricultores recibir unos ingresos inmediatos y justos.
  • Los consumidores pueden hacer pedidos en línea y recibir las cestas en los lugares designados, así como visitar las granjas de donde proceden los productos y recibir información sobre las prácticas agrícolas utilizadas en sus cultivos, sobre recetas y tradiciones locales o adquirir conocimientos sobre los productos de temporada y sus ciclos de producción.

Cuando comienza un nuevo núcleo PROVE, los agricultores y los consumidores reciben el apoyo del mediador/facilitador de la metodología. Desde el principio, se instala un sentido de autonomía, de modo que el agricultor pueda tomar y gestionar pedidos, entregar cajas, gestionar consultas y reclamaciones. Cada región es diferente, por lo que los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de abrir un nuevo núcleo son los siguientes:

  • definición de la cantidad de productos
  • definición del productor responsable de determinados productos y de su cantidad,
  • definición del precio por producto,
  • transporte de las cestas y pago al productor que entrega las cajas en el punto de entrega
  • qué productor o productores son responsables de la venta de las cajas y de su respectiva rotación.

Se define una estrategia conjunta, en la que es esencial crear una relación de confianza entre los agricultores y entre éstos y el mediador/facilitador. Hay reuniones semanales entre los agricultores para discutir los pedidos de la semana siguiente, que también pueden servir para resolver cualquier conflicto o duda.

Fortalezas y debilidades del proyecto:

BENEFICIOS PARA LOS AGRICULTORES

Promoción de productos locales a precios justos.

El sistema de cesta de la compra permite a los agricultores recibir un pago inmediato y justo por sus productos agrícolas. Adquieren experiencia sobre cómo utilizar las nuevas tecnologías de la información y aprenden sobre la demanda de los consumidores. Los agricultores no tienen costes de almacenamiento y ven reducidos los costes de transporte al acortarse la distancia entre productores y consumidores.

BENEFICIOS PARA LOS CONSUMIDORES

Mejor conocimiento de los agricultores y los alimentos.

Los consumidores disponen de información sobre métodos de producción, variedades regionales y recetas, acceden a productos de calidad y conocen las dificultades a las que se enfrentan los agricultores durante la producción. Tienen la oportunidad de acercarse a las comunidades rurales, de contribuir directamente a la subsistencia de los agricultores locales y crear relaciones de solidaridad y confianza con ellos.

En la actualidad, PROVE no es completamente autosuficiente porque los socios gestores reciben financiación pública

Actualmente, los socios y productores de PROVE están buscando una solución que cree sostenibilidad técnica y económica.

Qué política/s pública/s apoyan este proyecto y cómo

PROVE fue financiado por distintos programas públicos de la UE. En un principio contó con el apoyo de la Iniciativa Comunitaria EQUAL, financiada por el Fondo Social Europeo y cofinanciada por los Estados miembros de la UE, y posteriormente por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural bajo la Medida Portuguesa RDP 421 – Ejecución de proyectos de cooperación, los programas LEADER y PRODER y el los programas PDR.

Los costes generales de gestión de PROVE incluyen los recursos humanos y los costes de la plataforma. Dado que PROVE es tan conocido hoy en día, son los consumidores y los agricultores locales los que se ponen en contacto con los socios gestores de todo el país para adherirse al programa de la cesta de la compra.

PROVE formuló una serie de recomendaciones políticas a escala nacional para lograr cambios en los sistemas alimentarios.
El documento puede consultarse en Ferramentas PROVE – PROVE – Promover e Vender