Cortocircuito

Campaña a favor de la compra pública alimentaria que favorezca los mercados locales.

Firma

Alta tensión en el sistema alimentario. Millones de personas hambrientas en el mundo, población obesa en el Norte global, campesinos que ya no pueden vivir de su trabajo y un planeta con recursos limitados que cada día está más cerca de estallar.

¿Quién es el responsable? El agronegocio, unas pocas empresas que se enriquecen a costa de nuestra alimentación, un derecho humano que no se respeta.

¿Cuál es el problema?

Los alimentos cercanos y tradicionales son cada vez más difíciles de encontrar. Los mercados alimentarios de proximidad están desapareciendo constantemente. Los/as pequeños/as productores/as y los pequeños comercios están asfixiados por la presión de las grandes superficies.

Con esta campaña queremos provocar un cortocircuito que transforme el sistema agroalimentario actual, injusto y gobernado por pocas multinacionales hijas del capitalismo más atroz, queremos construir una alimentación basada en sistemas alimentarios locales.

¿Cómo lo solucionamos?

Necesitamos circuitos cortos que acerquen al productor/a y consumidor/a.

La revitalización de los mercados alimentarios locales es necesaria e imprescindible social, cultural y económicamente, pues supone: la reactivación de la economía local de las zonas rurales y la creación de puestos de trabajo permite el acceso a alimentos sanos, de temporada y proximidad, fomenta métodos de producción más respetuosos con el medio ambiente, y hace más fuertes las relaciones entre consumidores y productores.

Las administraciones y los poderes públicos pueden, y deben, tener un rol determinante  para impulsar estos mercados alimentarios locales y no únicamente con acción legislativa y presupuestaria sino como consumidores o “compradores” de alimentos.

Nuestras propuestas

1. El poder de compra de alimentos de las distintas administraciones públicas es muy importante, se estima que destinan entre 2.000 y 3.000 millones de euros a las compras alimentarias cada año.

2. Si este volumen de compra se realizara en mercados de proximidad estaríamos ante el catalizador definitivo para crear, fortalecer y extender una red de mercados locales viables con unas consecuencias importantes a nivel económico, social y cultural.

3. Desde la campaña Cortocircuito creemos que es imprescindible y urgente la puesta en marcha de una política pública que impulse y favorezca las iniciativas de compra pública de alimentos basada en una producción local y familiar.

¿Qué pedimos a las administraciones públicas?

Cortocircuito es una campaña que nace con la intención de impulsar los mercados alimentarios locales en el estado español, fortalecer el tejido alimentario local resulta imprescindible para lograr un cambio en el entramado empresarial que controla hoy día nuestra alimentación. En este sentido, la compra pública alimentaria se presenta como una gran oportunidad para ello.

Las administraciones públicas, como tienen capacidad de compra directa, tienen un papel fundamental, al poder actuar como motor de impulso de estos sistemas alimentarios locales.

Desde Cortocircuito creemos que es imprescindible y urgente que desde las administraciones públicas se asuman compromisos políticos que impulsen y favorezcan iniciativas de compra pública de alimentos basada en una producción local y familiar. Para ello solicitamos:

1. Un compromiso político vinculante por parte de la administración central que explicite la voluntad de incorporar alimentos de proximidad y de producción familiar en las compras públicas alimentarias, que actúe como marco político impulsando y catalizando las iniciativas de las administraciones autonómicas y locales.

2. Un compromiso político vinculante por parte de las administraciones autonómicas y locales que explicite la voluntad de incorporar alimentos de proximidad y de producción familiar en las compras públicas alimentarias en los sectores que les competen: la compra pública alimentaria para centros públicos sanitarios y educativos.

3. La creación de estructuras de gobernanza alimentaria o “consejos alimentarios” entendidas como espacios de participación de los actores implicados (organizaciones de productores, de consumidores, AMPAS). Estas estructuras tendrán como función la asesoría, promoción, formación y la elaboración de planes específicos para poner en práctica la compra pública alimentaria de proximidad familiar. Además tendrán la función de validar las actuaciones administrativas fomentar la cooperación y concertación los diferentes colectivos implicados.

4. La creación, en las administraciones competentes, de grupos de trabajo interdisciplinares o “mesas de contratación” que estén capacitados para elaborar las cláusulas de licitación que permitan y faciliten la compra de alimentos basados en una producción local y familiar incluyendo criterios de sostenibilidad. Estos equipos técnicos, además de elaborar las condiciones de las licitaciones, tendrán entre sus funciones la interlocución y negociación con los “consejos alimentarios” y otros actores implicados para adaptar las condiciones de la licitación a la realidad local en términos de oferta y demanda.

Descarga aquí nuestros informes

  • Criterios de Justicia Alimentaria en la Compra Pública de Alimentos. Guía para administraciones públicas

    Descargar
  • ‘Cortocircuito.’ Compra pública en sistemas alimentarios locales. Impactos sociales, económicos y ambientales.

    Descargar

Actúa ya

89 personas ya han firmado.

Nombre*
Privacidad*
Newsletter
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Actualidad relacionada

  • Sin categorizar

    Jan eta ikasi, eskolatik hasi es una guía 2.0 elaborada por Justicia Alimentaria, EHIGE, las personas representantes de los proyectos pilotos y Sorkin, que reúne pautas, ideas y orientaciones para transformar nuestro comedor en uno más sano, [...]

  • CampañasSin categorizar

    La Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente aprobó en diciembre de 2016 una Proposición no de Ley (PNL) sobre compra pública de alimentos con criterios sociales y medioambientales. La propuesta fue aprobada con los [...]

  • CampañasCooperaciónInvestigaciónSin categorizar

    El consumo de comida procesada alta en grasas trans, azúcares añadidos y sal está relacionado con el 20% de las muertes que se registran en República Dominicana cada año, según el estudio "La comida [...]