Dame veneno

Campaña contra la comida que nos enferma.

Firma

¿Por qué comemos mal?

La alimentación insana no es un problema individual. Se trata de una pandemia cuyas principales causas son sistémicas y estructurales.

La industria alimentaria se ha convertido en un agente poderosísimo con enorme capacidad de condicionar el sistema de producción, el consumo alimentario y las decisiones políticas.

  1. Los alimentos procesados

    El 70% de lo que comemos son alimentos procesados. Nuestra dieta ha cambiado y hoy en día consumimos un exceso de azúcares, grasas insalubres y sodio. Estos ingredientes críticos viajan a través de la alimentación procesada.

    + Saber más

    En el Estado español se ha incrementado muy considerablemente el consumo de dichos ingredientes, a pesar de que la inmensa mayoría de la población sabe que hay que reducirlos. Esta aparente contradicción es el resultado de uno de los grandes trucos de magia de la industria alimentaria, con la indispensable ayuda de las Administraciones implicadas: están en todas partes, pero nadie los ve. Son los ingredientes B, están en la sombra.

    - Saber menos

  2. Sin agricultura no hay comida

    La alimentación se ha industrializado. La mayor parte de nuestros alimentos ya no vienen del campo. La predominante dieta insana y la desaparición de los sistemas alimentarios locales de base campesina son las dos caras de la misma moneda.

    + Saber más

    Se ha abandonado la agricultura sostenible, campesina y familiar, centrada en la producción de alimentos saludables, cercanos, diversos y de temporada. Ahora es la gran industria alimentaria la que fabrica los alimentos, y los procesa con una buena carga de componentes insanos. En el ámbito de la distribución las grandes cadenas se han adueñado de la comercialización. Todo esto significa que se han abandonado los circuitos cortos de producción, comercialización y consumo alimentario. Un reducido número de grandes empresas controlan la producción y venta de los alimentos. La publicidad hace el resto.

    En el marco de la II Conferencia Internacional sobre Nutrición organizada por la FAO y la OMS, que tuvo lugar en Roma a finales de 2014, ambas organizaciones señalaron como la principal causa de la situación alimentaria del mundo y la vulneración constante del derecho humano a una alimentación adecuada el fracaso del actual sistema agroalimentario, generador no solo del alarmante estado alimentario del mundo, sino también de otros efectos altamente negativos tanto sociales (impacto en las poblaciones rurales, especialmente en las mujeres, desequilibrios territoriales, impactos sobre la cultura de las sociedades), como ambientales (cambio climático, pérdida de biodiversidad, contaminación de las aguas, erosión de los suelos).

    De ahí que ambas organizaciones hicieran un llamamiento a los Estados y Administraciones de todo el mundo para que reconozcan el papel de la agricultura familiar campesina y los mercados alimentarios locales como pieza clave en la lucha contra el hambre y la mala nutrición.

    - Saber menos

  3. El insoportable precio de la alimentación sana

    Otra de las causas de la mala alimentación es la dificultad para acceder a una dieta sana.; es decir, el precio de la alimentación sana respecto a la insana y la posibilidad real de compra de estos alimentos.

    + Saber más

    Aconsejar el consumo de alimentos sanos y nutritivos (que es la base de las acciones políticas de las Administraciones estatales y autonómicas) es inútil si las personas no tienen suficientes ingresos para comprarlos o si no son fáciles de conseguir.

    Los datos referentes al Estado español indican una diferencia de precio de 1,4 € por persona y día entre una dieta sana y otra insana1. Para una familia, esto puede suponer más de 100 € por semana, una cifra que para las clases populares puede determinar que sus opciones de compra no sean las más saludables. Para muchas familias de bajos ingresos, este costo adicional representa un auténtico obstáculo para una alimentación más saludable. No cabe duda de que el precio de la alimentación saludable impide que las clases populares puedan seguir las recomendaciones nutricionales.

    - Saber menos

  4. La publicidad

    En la sociedad actual vivimos inmersos en la publicidad. Desde la infancia y a lo largo de toda nuestra vida, somos receptores permanentes de mensajes publicitarios. Nuestra capacidad real de decidir conscientemente lo que compramos es mucho menor de lo que suponemos.

    + Saber más

    En el Estado español, los sectores de alimentación y distribución invierten en publicidad más de 1.000 millones de euros. Esto significa que uno de cada cuatro euros gastados en publicidad está relacionado con los alimentos. En el último año los dos sectores que más han incrementado su gasto publicitario han sido el de la alimentación (13%) y el de las bebidas (10%).

    - Saber menos

  5. El público infantil

    La población infantil es un objetivo muy interesante para las empresas anunciantes. Se estima que ve una media de 95 anuncios al día, más de 34.000 al año2. En el Estado español se crean en un año alrededor de 5.000 campañas dirigidas al público infantil3.

    + Saber más

    Para influir en este público es habitual que se utilicen ganchos comerciales: juguetes, artículos coleccionables, concursos, cupones, juegos, etc. El uso de estos ganchos se concentra, justamente, en los alimentos más insanos: comida rápida, cereales para el desayuno y chocolates, galletas, helados, saborizantes para leche, productos lácteos, zumos y bebidas gaseosas, gelatinas, fideos, aperitivos y salsas de tomate4. Se anuncia lo contrario de lo que se recomienda.

    La publicidad infantil en el Estado español está regulada por el Código PAOS (Publicidad, Actividad, Obesidad y Salud), promovido por la misma industria alimentaria y que las empresas firmantes se comprometen voluntariamente a respetar. Este código es un absoluto fracaso. No dice nada sobre la calidad nutricional de los alimentos publicitados, no es de obligado cumplimiento, no está controlado por organismos públicos y, además, se incumple sistemáticamente.

    - Saber menos

  6. El etiquetado

    La etiqueta juega un papel esencial. Para la persona consumidora es una vía fundamental para acceder a la información sobre el producto que va a comprar.

    + Saber más

    Pero la perspectiva de la industria es otra. Para las empresas alimentarias las etiquetas son una parte central de sus estrategias de venta. El propio envase y la etiqueta son un espacio publicitario primordial: transfieren el mensaje directamente a la persona consumidora y son menos costosos que una campaña publicitaria. Dedican cuantiosos recursos a su diseño tratando de que atraigan la atención hacia su producto. En las etiquetas se desarrolla una auténtica competición de seducción y conquista por parte de las empresas.

    No es casual que la complejidad acompañe al etiquetado de alimentos. Los resultados de diversos estudios indican que las etiquetas a menudo aportan más opacidad que transparencia. Tienden a desorientar más que a informar.

    - Saber menos

Dame Veneno es una campaña de VSF Justicia Alimentaria Global con la colaboración de AECID y la Elankidetza – Agencia Vasca de Cooperación al Desarrollo

 

Esta campaña cuenta con el apoyo de la Cooperación Española a través de la Agencia Española de Cooperación internacional para el Desarrollo (AECID) y del Gobierno Vasco a través de la Elankidetza – Agencia Vasca de Cooperación al Desarrollo.

El contenido de la misma es responsabilidad exclusiva de VSF Justicia Alimentaria Global y no refleja necesariamente la postura de la AECID ni de la Elankidetza – Agencia Vasca de Cooperación al Desarrollo.

Actúa ya

1.079 personas ya han firmado.

Nombre*
Privacidad*
Newsletter
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Actualidad relacionada

  • CampañasCooperaciónInvestigaciónSin categorizar

    Webinar sobre publicidad y etiquetado en República Dominicana. El 25 de junio de 2021 analizaremos la problemática que supone la falta de regulación del etiquetado de los alimentos industrializados y la publicidad de los mismos, [...]

  • Sin categorizar

    Artículo de opinión de Javier Guzmán, director de Justicia Alimentaria Publicado originalmente en El Periódico La evidencia científica es incuestionable. La alimentación insana es ya la primera causa de enfermedad y pérdida de calidad de vida en el mundo, [...]

  • Sin categorizar

    Justicia Alimentaria presenta el informe «Mi primer veneno: la gran estafa de la alimentación infantil», en el que se analizan las falacias de los productos procesados para bebés (0-3 años) y todo el entramado publicitario, de avales médicos, [...]