Las mentiras que comemos

El greenwashing alimentario: la mayor amenaza sobre nuestra salud, el medio ambiente y los derechos humanos

Firma

Esta campaña da cuenta de las causas, las consecuencias sobre nuestra salud, el medio ambiente y los derechos humanos del greenwashing en la alimentación.
Por ello, reclamamos soluciones y pedimos actuar de urgencia para poner fin a estas malas prácticas.

Los sellos alimentarios son como los gatos de noche: todos son pardos. Es lo que hemos llamado el gatopardismo alimentario en una nueva investigación de Justicia Alimentaria en la que tratamos de poner algo de luz sobre el sistema de certificación de los productos alimentarios. La oscuridad que se cierne sobre el sellado de la leche, carne o el queso que consumimos es tal que no somos capaces de atisbar las consecuencias.

Las que sí hemos podido desvelar en este informe nos dan las pistas suficientes como para tomar conciencia y reclamar transparencia. Es tal la amenaza de este gatopardismo de la industria alimentaria sobre nuestra salud, el medio ambiente y los derechos humanos.

¿Cual es el problema?

El greenwashing alimentario

  1. Las causas

    El gatopardismo de la industria alimentaria: cambiarlo todo para que nada cambie.

    + Saber más

    La industria alimentaria ha puesto en marcha mil y una certificaciones que avalan las bondades ambientales de sus productos: Bio, natural, eco, orgánico, bienestar animal, neutro en carbono. Se trata de características que la ciudadanía valora y que influyen, cada vez más, en las decisiones de compra. Pero… ¿qué hay de cierto en ellas?

    Ló único cierto es que la estrategia de la industria ha sido cambiar la piel (lo que lleva escrito el envase) para evitar tener que cambiar el interior.

    Lo vemos en los sellos y certificaciones que inundan los envases de los productos alimentarios, pero también en cómo la industria “alimenta” el cambio climático o la explotación laboral.

    - Saber menos

  2. Las consecuencias

    El greenwashing alimentario, la mayor amenaza sobre nuestra salud, el medio ambiente y los derechos humanos, disfrazada de libertad.

    + Saber más

    Si hay un problema que está en la primera línea de la agenda social y política es el cambio climático. Está relacionado prácticamente con todos los sectores de nuestras vidas, pero el de la alimentación es uno de los más relevantes y se ve frecuentemente señalado. Esto ha obligado a la industria a tratar de mostrar su compromiso en la lucha contra la emergencia climática.

    Para ello se apoya en abundancia de informes y datos, que utiliza de forma parcial e interesada, lo que impide ver el conjunto. Es la doble estrategia del capitalismo verde, exhibir una idea, un dato, para esconder detrás todo lo que no conviene mostrar.

    En Justicia Alimentaria hemos analizado el ciclo de producción completo y el panorama es muy diferente al que presenta la industria.

    - Saber menos

¿Qué pedimos?

Te explicaré por qué estás aquí. Estás porque sabes algo, aunque lo que sabes no lo puedes explicar. Pero lo percibes. Algo no funciona en el mundo. No sabes lo que es, pero ahí está como una astilla clavada en tu mente y te está enloqueciendo. ¿Sabes de lo que estoy hablando?

Hay una alimentación sana, ecológica, animalista, campesina, local y que actúa contra la emergencia climática, y otra, al lado, que es todo los contrario.

+ Saber más

Y la manera de separar una de otra son los sellos y los reclamos en los envases, en su mayoría inventados por la propia industria alimentaria y están muy lejos de ser lo que crees que son.

Si la sociedad está preocupada por el bienestar animal, hay un camino más directo y efectivo, mejorar la legislación existente garantizando unos estándares de obligado cumplimiento, controlados por la inspección pública.

Esto es lo que la industria pretende evitar poniendo en marcha sus propias certificaciones.

- Saber menos

¿Qué tipo de libertad es esta en la que se puede elegir entre una alimentación que daña al medio ambiente y otra que no?

+ Saber más

¿O una en la que se puede explotar a las personas y otra que no?

Si como sociedad hemos decidido que queremos una alimentación con ciertos atributos en salud, medio ambiente, clima y derechos humanos, la queremos toda así y serán las políticas públicas adecuadas quienes impulsarán esa alimentación.

- Saber menos

Es la política pública, impulsada socialmente, y no los sellos autogenerados por las corporaciones alimentarias donde está el campo de batalla para conseguir la alimentación que deseamos.

+ Saber más

No han cambiado el foco y nos hemos encontrado atrapados en la red de los sellos, certificados y protocolos.

Regulación del mercado cognitivo que opera en los sellos y certificaciones privadas, y política pública de verdad, real. Este parece ser el camino para conseguir que la alimentación que defendemos sea hegemónica y popular.

- Saber menos

En definitiva, la inmensa mayoría de los sellos que decoran los envases de los alimentos los ha inventado la propia industria alimentaria, que ha disfrazado sus productos de lo que cada vez más personas desean comprar.

¿Dónde quedan las políticas públicas? Si como sociedad queremos una alimentación sana, que respete el medio ambiente y los derechos humanos, las políticas públicas deberán impulsarla.

Ese es el camino, del que la industria, con sus estrategias de greenwashing, nos aleja.

Consulta aquí nuestras propuestas políticas.

Esta campaña cuenta con el apoyo de Generalitat Valenciana y Ajuntament de Barcelona. El contenido de la misma es responsabilidad exclusiva de Justicia Alimentaria y no refleja necesariamente la postura de Generalitat Valenciana y Ajuntament de Barcelona.

Actúa ya

257 personas ya han firmado.

Nombre*
Apellidos*
Privacidad*
Newsletter
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Actualidad relacionada

  • ActualidadCampañas

    La propuesta del Real Decreto sobre regulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida al público infantil representa un avance significativo respecto de la situación actual, de completa indefensión de la infancia ante la [...]

  • Actualidad

    Las llaman bebidas energéticas, pero sería más correcto denominarlas excitantes, ya que son un cóctel de café, azúcar y otros aditivos. A pesar de ello, son consumidas habitualmente por casi el 70 % de la [...]

  • Cambio climático

    Si hay un problema que está en la primera línea de la agenda social y política es el cambio climático. Está relacionado prácticamente con todos los sectores de nuestras vidas, pero el de la alimentación [...]